La «nueva normalidad» ha llegado para quedarse una temporada y cuanto antes la afrontemos, adoptemos nuevas técnicas, habilidades y competencias para impulsar nuestro marketing, comunicación con nuestros clientes, proveedores o trabajadores, mejor.

 

Ahora mismo el desarrollo tecnológico nos permite tener infinidad de herramientas a nuestro alcance para poder hacer este proceso de adaptación medianamente rápido y sin excesivos gastos adicionales. Es más, incluso se ha demostrado que a medio plazo, es mucho más rentable. Sólo hay que tener voluntad y comenzar con la implementación.

Detallaremos los sectores estratégicos más afectados por la crisis del coronavirus y cuáles son nuestras opciones para comenzar cuanto antes este particular proceso de I+D.

Festival de Música

 Grandes eventos o festivales.

Ahora mismo los eventos multitudinarios están terminantemente prohibidos y esto ha supuesto un duro golpe para las empresas. Ya no solo económico si no también a nivel marketing : imagen, popularidad, transmisión de valores, estudios de mercado… incluso a futuro puede implicar la pérdida de potenciales clientes.

La Solución: Live Streaming.

Durante la época más dura de la cuarentena ya lo hemos vivido. La transmisión en directo de todo tipo de festivales e iniciativas culturales públicas y privadas no es nada nuevo. De hecho, ya se hacía en ediciones de años anteriores. Ahora mismo, pasará de ser una actividad complementaria a ser el canal de comunicación principal de estos grandes eventos.

Lo positivo. Se ahorran costes y se permite una mayor interacción con los asistentes que sería imposible tenerla en un set o un espacio físico.

 

Formación seminario presencial

Formaciones y educación.

El frenazo en seco de la formación presencial: workshops, tutorías, cursos, capacitaciones de herramientas… Y en caso de que se recuperen progresivamente bajo estrictas medidas de seguridad supondrá un incremento de gasto debido a la distancia social o la reducción del aforo. Tenemos dos opciones: o jugar con el número de asistentes o con el espacio que usaremos.

La solución: E-learning.

La crisis sanitaria ha sido el empujón definitivo a esta modalidad de teledocencia. Hoy en día tiene casi todo lo necesario para sustituir a la enseñanza presencial salvo por el interesante networking.

Lo positivo. Visualmente se tiene todo mucho mejor organizado y se suelen cumplir mucho mejor los horarios. Además, los tableros de discusión seguramente harán que más de uno, al no tener que dar la cara, participará más activamente.

Reunion de trabajo

 

 Reuniones de trabajo

Ahora mismo seguro que hay quien está dando gracias al coronavirus por estar librándose de tediosas reuniones.

Para coordinar eventos, departamentos, ventas, estrategias de marketing, presentar resultados…no se pueden evitar.

Aunque algunas empresas han optado por mantenerlas cumpliendo con las medidas higiénico – sanitarias recomendadas… lo cierto es que cada vez más, se ha optado por su versión telemática y el teletrabajo.

La solución: Videoconferencia.

No hemos descubierto la pólvora ya que Skype lleva muchos años facilitándonos este tipo de cuestiones…sobre todo en grandes multinacionales. Pero es cierto que este tipo de plataformas extremadamente utilizadas en programas de televisión, por ejemplo, han tenido un acercamiento a PYMES y autónomos generando un interesante valor añadido. Es, sin duda, el descubrimiento estrella de esta época y su uso se ha disparado.

Lo positivo. Existen herramientas complementarias que aportan valor como compartir escritorio, pizarra colaborativa, sistema de gestión de turnos y múltiples herramientas que las hacen incluso más amenas que una reunión presencial.

Degustacion de producto

 

Marketing de Venta directa.

¿A que echas de menos esas llamadas a la hora de la siesta? (ironia, modo ON) Para venderte una tarifa ideal, o quizá un seguro de vida…o de decesos, quién sabe?

O incluso la publicidad al uso: cartelería, buzoneo, degustación de producto en el supermercado… Parece de otra época…Además de suponer un riesgo para la salud, en este momento.

Las empresas siguen apostando por el marketing “a puerta fría”. Quizá este sea el momento de asumir de una vez por todas la digitalización.

La Solución: transformación digital.

Los pequeños empresarios quizá hayan sido los primeros en reaccionar a esto. Renovarse o morir (y además de verdad) .

Quizá piensen que es el peor momento para cambiar, para invertir en la transformación digital pero realmente es el momento perfecto para hacerlo. Es la oportunidad.

Ahora se puede experimentar, implementar, equivocarse y el resultado no será desastroso…porque todos partimos del mismo punto. Y como estamos arranco de nuevo y a medio gas, queda tiempo para aprender nuevas herramientas, analizar la competencia…y ser el primero de su barrio en abrir su pequeño comercio …al mundo.

Lo positivo. La transformación digital ha venido para quedarse. Es eficiente, ahorra costes y permite comenzarla por pequeñas fases para que la inversión no suponga un tremendo agujero en los presupuestos.

Lo básico: e-commerce, estrategia de marketing digital para posicionarse , social media para que tu escaparate al mundo se vea bonito y sistemas de medición y análisis de audiencia para conocer el retorno a tu empresa.

 

Demostración de producto

Demo de Producto

Desde tuppersex hasta la Thermomix…Y ahora qué? Ya no podemos ir de casa en casa para presentar nuestros productos. Reunir a vecinas, amigas y demás familia para dar a conocer productos de belleza, cocina, tecnología… Si, quizá sea un poco estereotipo…pero ¡ocurre!.

La solución: Webinar.

Todo es mejora. Se trabaja desde casa, la audiencia no son 4 o 5 familiares o amigos, se cuentan por cientos. Añadimos herramientas de gestión de datos, productividad y analítica. Tenemos el combo perfecto.

Lo positivo. Puedes asignar roles y permisos a quienes participan. Mostrar vídeos, usar pizarras virtuales, compartir escritorio…y lo más importante, una analítica pormenorizada de tu audiencia para ver en qué fase de tu webinar se han mostrado más o menos interesados.