La generalización de las redes sociales en el ámbito corporativo ha incrementado exponencialmente la utilización de los videocomunicados. Es la herramienta perfecta para los portavoces . Gana por goleada frente a los comunicados internos o correos. Es más directo y crea una relación más estrecha y cercana con la audiencia. 

La utilidad del videocomunicado es además más acusada en momentos de crisis, cambio o transformación, en los que se hace necesaria una comunicación rápida y directa con toda la organización para trasladar la nueva estrategia, la visión empresarial, la respuesta ante un desafío, una reestructuración o un cambio trascendente. Es, en estos casos, en donde el vídeo sin duda es lo más aconsejable.

Imagen de una reunion en contraluz

VIDEOCOMUNICADO COMO HERRAMIENTA DE COMUNICACIÓN INTERNA

El video trasciende la frialdad del comunicado interno y convierte al directivo en una persona de carne y hueso, y no una entelequia. Muestra a una persona real que se expresa con naturalidad ante sus empleados, con sus gestos, su voz, su entonación. Alguien que informa, se explica, argumenta, estimula o seduce.

Un vídeo es capaz además de comunicar en apenas unos segundos lo que hubiera requerido varios párrafos de escritura, es accesible a través de múltiples plataformas y posee una vertiente emocional de la que carecen otros soportes. La imagen resulta más convincente y persuasiva, fomenta la confianza y la lealtad.

videocomunicado herramienta de comunicacion de crisis

Su perdurabilidad es además mayor que el correo u otros formatos comunicativos hasta el punto de viralizarse. Las estadísticas muestran cómo muchos empleados visionan los vídeos más de una vez y los comparten con sus compañeros.

La utilidad del videocomunicado es más acusada en momentos de crisis, cambio o transformación, en los que se hace necesaria una comunicación rápida y directa.

Sin embargo, un vídeo comporta también múltiples retos. La oratoria del portavoz o su comunicación no verbal juegan un papel clave a la hora de transmitir.

Videocomunicado como herramienta de comunicacion

No todas las personas poseen la elocuencia o el carisma de un Steve Jobs o la inmediatez y autenticidad de un Barak Obama, un verdadero maestro en abrir el interior de la Casa Blanca y acercarla al ciudadano.

Independientemente del carisma o la telegenia es necesario tener en cuenta las siguientes premisas:

– No dejar nada a la improvisación: La buena comunicación nunca se improvisa. Hay que planificar concienzudamente la elección del entorno de grabación, la vestimenta que llevará el directivo, su postura. Hay que ensayar, ensayar y ensayar hasta conseguir que trasmita convicción.

– Huir de la postproducción: Lo que los empleados más valoran es una comunicación directa, personal. Un vídeo muy editado o cargado de transiciones puede que pierda efectividad. La autenticidad , suma.

– Mejor unos mensajes que un guión al pie de la letra: Es preferible que el directivo interiorice los mensajes de manera que los pueda enunciar con sus propias palabras. Aportará mayor credibilidad.

– Lo bueno si breve…: Ya lo dijo Baltasar Gracián. El acierto se encuentra en la brevedad. Todo lo que exceda los tres minutos de duración conseguirá que la audiencia desconecte. En el caso de que no sea posible condensar todos los mensajes en un marco temporal tan reducido, es preferible hacer una serie de vídeos consecutivos, cuya emisión se puede espaciar en el tiempo.

– Apoyos complementarios: A menudo resulta muy útil la sobreimpresión en pantalla de mensajes que subrayan o sintetizan el discurso oral y que ayudan a fijar las ideas clave.

Videocomunicado como herramienta de comunicacion

VIDEOCOMUNICADO COMO HERRAMIENTA DE COMUNICACIÓN EXTERNA

Hay que tener en cuenta que el videocomunicado es muy socorrido en comunicación interna de multinacionales pero se pueden orientar también hacia la comunicación externa.  Ahora mismo, facilitar el trabajo a los profesionales de la información se convierte en una vía a valorar si queremos que nuestra empresa o marca se difunda en medios a los que antes tendríamos más difícil acceso. ¿El motivo? , equipos reducidos a la mínima expresión y recursos desviados hacia noticias de alcance o mayor importancia social. Debemos aportar uno o dos titulares noticiables, que capten la atención del equipo destinado a la selección de noticias y con un contenido de máxima calidad .