Cada día somos testigos de cómo un amigo, persona pública o cuenta de empresa pierde sus accesos a las redes sociales o son hackeados. Esto saca los colores a las grandes tecnológicas que están siempre en la búsqueda de sistemas que garanticen la seguridad de sus usuarios. 

Hoy te damos algunos tips de seguridad para que tengas en cuenta para tu negocio y en tu día a día. 

1. Comprueba el sello de seguridad y la política de privacidad.

Puedes identificar una web segura porque tiene https delante. Si una web no tiene este certificado desconfía. 

Los timos más habituales son por la solicitud de datos personales por correo electrónico de parte de organismos públicos, de esta forma pueden hacerse con los datos bancarios de las víctimas y llegan incluso a realizar compras en su nombre como sucedió a principios de año, cuando la Policía  detuvo en Valencia a un hombre acusado de robar presuntamente los datos de más de 4.000 cuentas bancarias. 

2. Utiliza contraseñas seguras y diferentes para cada dispositivo o cuenta

Lo ideal es que tus contraseñas combinen mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales. Como peculiaridad recuerda que nuestros teclados tienen la ñ, puedes incluirla en tus claves. 

No utilices la misma contraseña para varios dispositivos o cuentas. Sabemos que es difícil recordarlas todas. Pero puedes utilizar algunas aplicaciones como LastPass para almacenarlas de manera segura. 

¿Todavía tienes la misma contraseña del WiFi que te dejó el instalador cuando vino? Así como cambias de vez en cuando las contraseñas de tu correo electrónico o redes sociales, también es bueno hacerlo con la clave de tu router. 

3. Utiliza conexiones seguras.

Dentro de lo posible evita conectarte en redes públicas y cuando sea innecesario desactiva tu WiFi y Bluetooth. Así evitas que posibles hackers puedan acceder a tu red. 

No abras sesiones personales en páginas del banco conectado a redes públicas o compartidas ya que es fácil que puedan acceder a ellas.

4. Mantén tus equipos a punto

Procura mantener tu sistema operativo y programas actualizados, así como tu sistema de antivirus. De esta forma se actualizarán las bases de datos de virus y troyanos en tu sistema. Esto no quiere decir que tus equipos queden inmunes, pero al menos te aseguras de que tus sistemas están totalmente actualizados.

5. Desconfía de usuarios desconocidos o si tus amigos te solicitan claves

Las estafadores se las ingenian para lograr datos de las formas más ingeniosas posibles.

Recientemente la Guardia Civil alertó de una nueva estafa por Whatsapp en la que las víctimas aseguran que han recibido un mensaje con un código de verificación, enviado supuestamente por error desde alguno de sus contactos conocidos.

“Hola, lo siento, te envié un código de 6 dígitos por SMS por error, ¿me lo puedes transferir, por favor? Es urgente”, es el mensaje que se suele recibir. 

Ese mensaje procede de una víctima cuyo número ha sido previamente secuestrado por reenviar ese código a un contacto anterior. Así el criminal puede iniciar sesión con el número de tu conocido y hacerse pasar por él para reenviar otros mensajes o recibir códigos de verificación vinculados a este servicio que permiten operaciones fraudulentas.

Para evitar caer en estos engaños, las autoridades recomiendan:

  • Nunca compartas información personal a través de aplicaciones.
  • No compartas datos bancarios.
  • Si te llega un código de verificación que tu no pediste no se lo des a nadie y elimina el mensaje en caso de ser necesario.
  • Si te llega el mensaje por medio de un conocido puedes llamarle para explicarle lo sucedido, es probable que no sepa que su propia cuenta ha sido hackeada.

6. Sistema de doble verificación de tus cuentas.

Cada vez es más habitual que tu banco y las diferentes aplicaciones que utilizas te soliciten un sistema de verificación en dos pasos, que te ayudará a que mientras realizas compras o cuando se inicie tu sesión en un dispositivo diferente a habitual se te solicite un código para comprobar que eres tú la persona que está accediendo.

También es recomendable que dentro de los perfiles de tus redes sociales verifiques el nivel de privacidad, es posible que les estés dando permiso para acceder a tu información personal y que envíen spam en tu nombre o filtren tus datos a terceros. También es mejor ser precavidos con las solicitudes de amistad de contactos extraños.

7. Realiza copias de seguridad. 

Aunque tomemos muchas precauciones si realizamos copias de seguridad con cierta frecuencia nos podemos ahorrar más de un disgusto.